Cleopatra

   

LA MALDICIÓN DE CLEOPATRA

 

 

 

    El día 26 de mayo de 2018 fue una fecha señalada, la arqueóloga (Texto personalizado para la clienta) descubrió la tumba de Cleopatra.

 

   Una zona todavía sin explorar de la excavación en el templo de Taposiris Magna, en los alrededores de la ciudad egipcia de Alejandría, indicaba sin lugar a dudas que estábamos ante la tumba de Cleopatra. Pero como toda historia egipcia deja un secreto y una maldición imposible de explicar de forma científica.

 

   Al entrar en la tumba la arqueóloga vio el sarcófago de Cleopatra, pudo leer las inscripciones y confirmar el descubrimiento. Abrió la tumba y ante sus ojos apareció la figura de Cleopatra, Intacta y como si acabará de ser enterrada. Ante su perplejidad, a la hora de estar en el interior de la tumba, como por arte de magia una gran neblina cubrió todo el interior de la excavación. Al rato la niebla desapareció y con ella el sarcófago.

La comunidad científica dudó de su palabra, ridiculizándola y riéndose de su historia.

 

 Hoy a 25 de junio de 2018, los que dudaron de la palabra de la arqueóloga empiezan a dudar y creer en su historia debido a extraños acontecimientos que causan el terror en Egipto. Numerosas personas afirman haber visto a una mujer vestida con atuendos antiguos y después de decir unas palabras en un idioma que no han reconocido, pero que afirman es el antiguo idioma hablado en Egipto, caían muertas al instante.

   Al hacer la autopsia a los cadáveres se ha podido confirmar que sus cuerpos contenían gran cantidad de veneno de serpiente. Todo el mundo en el país está convencido que es Cleopatra y su maldición al haber abierto su tumba. La arqueóloga sigue descifrando la escritura de las paredes de la tumba intentando dar con la solución a la que ya se ha llamado:

LA MALDICIÓN DE CLEOPATRA.

Elena Artamonova Dolls

© 2017 Editado por Rubén García.

  • Icono social de Google
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social Pinterest
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Flickr

ELENA

ARTAMONOVA