JULIETA LA BRUJA DE KUSMINKI

   En el siglo XIX, no puedo concretar más la fecha pues los papeles estaban algo borrosos, nació Julieta una mujer feliz, joven y enamorada. La vida le sonreía, estaba enamorada y ese día le había regalado su novio un precioso anillo de compromiso, de oro con un gran rubí que hipnotizaba. Pasaron algunos días sin tener señales de vida de su gran amor y por fin después de una semana, cabizbajo y con rostro sombrío aparecía en el umbral de su casa:

   - Lo siento pero tenemos que dejar nuestra relación, no quiero que volvamos a quedar ni a vernos, me voy a casar con otra. Adiós.

        Desapareció sin darla tiempo a reaccionar, desconsolada y llorando se derrumbo sobre el suelo frió de la entrada de su casa.

         Sin poder olvidar a su gran amor a escondidas, estuvo el día de la boda que debía haber sido la suya, observo con lagrima en los ojos como se prometían amor eterno un gran desconocido y una mujer que nunca había visto. Las noticias llegaban al barrio sobre como la vida sonreía a aquella pareja, consiguiendo lo que ella había soñado alguna vez, dinero, fama y amor. Entonces empezó a fraguar su venganza, tenia que acabar con la felicidad de él y con la vida de la que le arrebato todo.

          Un frió día de invierno con una capa elegante y su gran anillo, restos de lo que había sido un vida esplendida en días pasados y ahora en la pobreza más absoluta viviendo en un barrio peligro, salio en busca de venganza en forma de un veneno muy potente que había conseguido adquirir en una tienda con mala reputación. Ya con su frasco mortal en la mano, recorría la calle de vuelta a casa, el anillo, aquel que él le había regalado empezaba a brillar, pero ella solo pensaba en su venganza. Un grupo de chicos pandilleros, mal vestidos y con cara de pocos amigos, la observaba a lo lejos, un objetivo goloso con una capa hermosa y un anillo reluciente. Estos la acorralaban en un callejón, poco transitado y oscuro, y la herían de muerte mientras ella gritaba al perder la vida:

    - Me vengare de todo aquel hombre que vuelva hacer daño a una mujer durante toda la eternidad.

              El anillo brilló aun más antes de que ella perdiera la vida y se lo quitaran de su dedo. 

             Kusminki es un distrito al sureste de la capital, Moscú. Hoy en día todavía se habla de una mujer vestida toda de negro que asalta a los hombres que maltratan, abandonan o hacen daño a una mujer. Se la denomina Julieta, la bruja de kusminki.

Silicone dolls.

E.A.D. Elena Artamonova Dolls

© 2017 Editado por Rubén García.

  • Icono social de Google
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social Pinterest
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Flickr

ELENA

ARTAMONOVA